El verano y algunas ideas contra el calor

Estamos a punto de comenzar el mes de mayo, y aunque oficialmente estemos en primavera y astrológicamente eso es lo que sucede, meteorológicamente no es así, pues acabamos de pasar unos días de frío que, sin más, darán paso, si se cumplen las predicciones, a los primeros calores del verano, y predeciblemente el ambiente climatológico empezará a cambiar.

No creo que a estas alturas la gran mayoría de los españoles, y del mundo en general, no sepan los consejos más básicos a la hora de evitar los peligros de las altas temperaturas veraniegas. A saber: mantenerse hidratado, protegerse el cuerpo de la acción directa del sol, no practicar actividades al aire libre en las horas centrales del día…, vamos, lo de siempre y de toda la vida. Pero hoy traigo una serie de consejos prácticos y al alcance de todo el mundo, que pueden ayudar a estar un poco más frescos bajo los ataques de los calores extremos:

  • Comer comida picante: Aunque puede parecer que te provocaría más calor (lo que realmente hace), también aumenta la circulación y hace que sudes, bajando la temperatura de tu cuerpo.
  • Usa sábanas de algodón ligero: son más transpirables que las telas más pesadas como el satén o el poliéster.
  • Usa también ropa de algodón: las fibras sintéticas atrapan el calor, mientras que el algodón lo deja pasar mientras absorbe el sudor, enfriándolo a medida que se evapora. 
  • Una ducha fría puede ayudarte a sentirte más fresco de inmediato, pero tu cuerpo compensará el frío creando más calor. En su lugar, dúchate con agua justo por debajo de la temperatura de tu cuerpo para refrescarte y evitar que se caliente nuevamente.
  • Colgar una sábana mojada frente a una puerta o ventana abierta significa que la brisa que entra será unos grados más fríos.
  • Si pones un recipiente con cubitos de hielo frente a tu ventilador soplará un aire más fresco, especialmente útil antes de acostarse y mientras tratas de quedarte dormido.
  • Se dice que beber una taza de té de crisantemo refresca el cuerpo y despeja la mente.
  • Comer comidas más pequeñas reduce la cantidad de calor metabólico que produce su cuerpo, que es especialmente alto cuando se comen platos llenos de proteínas.
  • Piensa en cambiar tu crema hidratante por un gel de aloe vera; su sensación refrescante te ayudará a bajar la temperatura de tu cuerpo.
  • Aunque el Cohosh Negro (Planta de la mujer) ha sido recomendado por mucho tiempo para ayudar a amortiguar los sofocos en las mujeres menopáusicas, una nueva investigación ha mostrado sus efectos positivos en la reducción de la temperatura corporal, independientemente del género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *